AUTOEVALUACIÓN Y AUTORREGULACIÓN INSTITUCIONAL

INFORMACIÓN GENERAL
La Evaluación en la educación debe constituirse en un proceso que permita revisar, analizar, decidir, transformar y enriquecer el currículo para posibilitar la calidad de los procesos de formación. Ha de considerarse una experiencia de acción permanente, autónoma y flexible que busca infundir al proceso en el que está inmersa, una dinámica constante de crecimiento, de mejoramiento y desarrollo interno.

La evaluación es una acción de carácter pedagógico orientada a mirar procesos, actores o agentes, contextos y resultados con la finalidad de: a) validar el quehacer académico de la institución y de cada uno de sus Programas Académicos de Pregrado y Postgrado, así como de las acciones de Investigación y Proyección, b) examinar cómo se está ejerciendo la acción pedagógica para interpretarla, comprenderla y proceder de manera objetiva, crítica y constructiva a fin de realizar los ajustes, actualizaciones y modificaciones pertinentes, reorientando, si fuese necesario, los procesos académicos para que éstos sean de calidad.

Bajo estos supuestos, en la Universidad Simón Bolívar concebimos la evaluación como una experiencia consubstancial a la educación que utiliza la investigación como un elemento fundamental para asumirla como un campo y modo de trabajo que genere y transforme la cultura universitaria. Este proceso exige la implementación de diferentes enfoques cualitativos y cuantitativos, pero siempre en correspondencia a la naturaleza del objeto a evaluar y del interés que mueve su estudio.

Requiere un trabajo colectivo organizado en diferentes niveles, funciones y espacios de participación, de tal manera que se potencie constructivamente el sentido de la comunidad académica en el contexto de la misión universitaria.

La Universidad Simón Bolívar ha establecido procesos de Autoevaluación y Autorregulación Académica con el propósito de garantizar y conquistar la calidad de los servicios académicos relacionados con las metas de formación, las funciones institucionales y los procesos curriculares en general, que permita analizar el estado y gestión de los procesos académicos a fin de reorientar la reflexión -acción conjunta en busca de la revitalización y mejoramiento permanente de las funciones de Docencia, Investigación, Extensión e Internacionalización. Por lo tanto, la Autoevaluación es un medio para identificar el nivel de calidad logrado en los diferentes procesos académicos y administrativos de la Universidad con el objetivo de actuar de manera proactiva hacia la mejora continua, al tiempo que permite la asimilación de la cultura de la calidad por parte de todos los actores de la comunidad educativa. Lo que a su vez, facilita que se asuma el propósito de acreditación de los programas académicos y de la Institución como una estrategia de contextualización y reconocimiento social en el medio educativo. De igual forma, respondiendo a las exigencias actuales del Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior, la autoevaluación constituye el eje central del proceso de Acreditación y Renovación de Registros Calificados de los programas, buscando generar una cultura Institucional de autoevaluación y autorregulación inherente al mejoramiento de la Calidad Institucional.

Institucionalmente nos acogemos a las formas de Autoevaluación, Hetero y Coevaluación como vías fundamentales para desarrollar y privilegiar el autorregulamiento y la autodeterminación de nuestra comunidad educativa.